El papel de la azitromicina en el tratamiento de la disfunción de las glándulas de meibomio

110

Se estudia la eficacia de la azitromicina para la disfunción de las glándulas de meibomio

Objetivo

Se evalúa la eficacia de la azitromicina tópica, sistémica, compresas calientes, lágrimas artificiales y toallitas palpebrales para el tratamiento de la disfunción de las glándulas de meibomio.

Diseño

85 pacientes con disfunción de las glándulas de meibomio estadío 4 se dividieron en 2 grupos. Grupo 1, 55 pacientes que recibieron azitromicina sin conservantes al 1.5% tópica en dosis única y el grupo 2 con 30 pacientes sin azitromicina tópica.

Los 2 grupos recibieron azitromicina sistémica y lágrimas artificiales.

Resultados

Después del tratamiento en el primer y tercer mes, el grupo 1 mostró una mejora significativa en el BUT, en la tinción corneal, la calidad del sebo y la escala OSDI (P < 0.05).

En el grupo 2, solo la escala OSDI y la calidad de del sebo mejoró significativamente (P < 0.05).

Conclusiones

Estos resultados demostraron una mejora clínica y estadística del grupo de la azitromicina tópica para los signos y síntomas de la disfunción de las glándulas de meibomio.


Podéis acceder al artículo completo aquí.


Bibliografía

Ciloglu E, Özcan AA, Incekalan T, Unal F. The Role of Topical Azithromycin in the Treatment of Meibomian Gland Dysfunction. Cornea. 2020 Mar;39(3):321-324.